PRINCIPIOS

FINANCIAMIENTO

–Contar con recursos propios, los que se puedan obtener de donativos de instituciones privadas y personas particulares, así como los que el Estado asigna para este tipo de tareas.

 ALBERGUES

–Paliar el sufrimiento durante la emergencia, atendiendo las necesidades de albergue ofreciendo materiales, técnicas adecuadas y construyendo refugios de bambú u otros materiales.

 NUEVOS HOGARES

–Edificar hogares definitivos hechos de acuerdo, y con la participación de las familias, las comunidades y sus tradiciones constructivas y culturales en general.

 SEGURIDAD

–Contar con la participación de técnicos, sobre todo universitarios, para que la construcción se realice con toda la firmeza necesaria para evitar otro desastre.

 PREVENCIÓN

–Asegurar que la reedificación se haga cumpliendo con los requisitos técnicos que deben aplicarse para enfrentar los efectos de la sismicidad de la zona, pero también los peligros que representa la actividad eruptiva del Popocatépetl; para ello, las universidades, colegios de profesionistas y voluntarios calificados pueden intervenir con la intención de asegurar este requisito, mismo que permite no reconstruir o incluso evitar el aumentar la vulnerabilidad de la casas y edificios.

 TRANSPARENCIA

–Tener una página para que quienes colaboren en el proyecto tengan información de manera regular sobre todas las tareas que se hagan, los ingresos y gastos que se realicen.